martes, 27 de agosto de 2013

REVOLUCIÓN EN EL GRANERO DE JAMIE FRASER


Otra vez más, la Gabaldon logra hacer de las suyas, esta vez en la pantalla.

Desde que las novelas de Diana Gabaldon, cuyo prota masculino “Jamie Fraser” es la fantasía sexual literaria más consumida del planeta, desembarcaron en las librerías se habla de un posible traslado del texto a la pantalla.  Esto ha generado infinidad de foros, post, quejas, sugerencias y hasta la  radical oposición de quienes dicen que esto destruirá la ilusión dándole vida en el cine a algo que cada una ha proyectado en el hueso occipital del cráneo luego de consumir los libros.

Es que la experiencia literaria no le pega a todo el mundo igual de la misma manera que el alcohol o la marihuana no le pegan en forma idéntica a todo el mundo.  Yo misma puedo consumir un litro de vino y caminar derecho pero con tres copas de champagne me convierto en un felpudo baboso que tiene que arrastrarse encima de su propia baba para llegar a una cama.  Es así como Jamie para algunas es algo semejante al actor Eric Dane y para otras es Gerard Butler porque es así y se acabó!.  Claramente, cada cerebro ha armado su propia película con el texto que esta bruja a la que adoramos, gurú de la secta highlandesca a la que todas hemos sido abducidas cuando nos pusieron “Outlander” enfrente.   Como quien interpreta una receta de cocina y donde Diana dice “dos cucharadas de esencia de vainilla”, la lectora elegirá una cucharada de jugo de naranjas y otra de miel; cada cual ha hecho con estas novelas una torta diferente.  Mi amiga la hizo de chocolate bañada en dulce de leche y rociada con grageas de colores.  La mía es un pie de frutos del bosque con crema y gelatina.  Y ahí nomas se armó el bardo (quilombo=lío=revolución en el granero de Jamie).  Es que llevar a la pantalla todas las tortas juntas es dificilísimo.  Las de veinte quieren un prota de edad suficiente para fornicar de parado.  Las de treinta quieren uno no tan tierno porque les da culpita.  Las de cuarenta queremos a uno con algunas canas (aunque tenga que protagonizar al pibe de 20 del primer libro de la saga) y las de más de cincuenta quieren a George Clooney con trenzas, barba y la cafetera Nespresso en la mano (porque ya no da para pasar frío y hambre, tienen ganas de revolcarse en el Lago di Como que está más cálido que el Ness y tomar café).

Desde que las novelas salieron a la luz se han subido unos dos millones de videos que con suma artesanía y genialidad mujeres de todo el mundo han editado con música celta y su elección del candidato al trono de intérprete de Jamie Fraser.  Recuerdo cadenas interminables de mails y threads de foros de actores, películas, la propia Gabaldon y sus libros donde la eterna discusión radicaba en quiénes iban a encarnar a nuestros adorados Jamie y Claire y los no menos importantes personajes periféricos que tanto amamos como Roger, Brianna o Lord John.  He leído, mientras me dieron el tiempo y las ganas, tantas barbaridades como proponer a Brad Pitt para hacer de Jamie.  Lo siento, Brad Pitt es a Jamie lo que una carreta tirada por un burro cojo a una Ferrari Testarossa.  Ya sé, las amantes de Brad me van a gestionar un maleficio para que se me caiga el pelo y las uñas se me escamen pero lo tengo que decir porque mi Jamie es COLORADO, ALTO, CORPULENTO, CUARENTON y se parece a Gerard Butler o Eric Dane. 

Pero claro, no soy la dueña del casting así que no pienso enfrentarme con las doscientas millones de féminas enfervorizadas que creyéndose dueñas del copyright mental de Diana declaran “JAMIE ES JAMIE FOXX” (para el acento le ponemos un coach y para los colores está George Lucas y su ILM (la empresa encargada de crear los efectos de Star Wars entre otras pelis).  Así fue como poco a poco se fue generando el caos, primero vino el libro ilustrado (ni fu ni fa para mí, debo decir) y luego la gran noticia: una miniserie.  Temiendo llegar tarde al evento, antes de que se firmaran los contratos ya había mujeres enviándole sus propuestas de casting a Diana y poniendo a tiro sus sitios de descargas favoritos ya que nadie estaba muy seguro para ese entonces si la miniserie iba a estar disponible en todos los países, por qué emisora o vaya uno a saber qué trabas más.  Porque las seguidoras de los libros sabemos que esta plaga se expandió mucho más rápido que el antídoto, y los primeros libros se conseguían más fácil en Indonesia que en Argentina, en cantonés antes que en español y si no tenías la suerte de saber inglés eras capaz de hacer un curso acelerado con la mismísima Queen Elizabeth para ponerte a la par de las fantasías erótico-festivas de tus amigas angloparlantes.  Sabemos de palos en la rueda, las lectoras de Diana; estamos acostumbradas a indigestarnos con una frase posteada en su foro, adelanto del libro que estaba por editar dos años después, y vivir colgadas de esas dos oraciones hasta el aterrizaje de la maldita novela a las góndolas.  Y digo maldita a conciencia, porque nos hemos tomado dos años sentadas zapateando contra el piso releyendo una y  otra vez las entregas anteriores para estar lo suficientemente aceitadas para leer el nuevo.  Y al nuevo lo devorábamos en cuarenta y ocho horas (las más lentas); con lo cual le dábamos a Diana la ventaja de otros dos o tres años para volver a armar otra bomba letal que se llevara puestos nuestros hogares, nuestros matrimonios y nuestra vida chata AJ (antes de Jamie).

No es raro entonces encontrarnos sumidas en discusiones de cuatrocientos post y horas de cotorrerío incesante intentando ponernos de acuerdo en quién debía ser el intérprete de tamaño ser de culto y adoración.  He leído mujeres batirse a duelo y boxearse con palabrotas porque para una el tipo tiene pelo castaño rojizo y para otra es naranja zanahoria (carrot-top).  Se han insultado, amigas de años han dejado de hablarse por meses, ha habido guerras de castings con fotos, amenazas, cartas a todas las empresas americanas involucradas en la industria del séptimo arte y hasta exorcismos (fuentes que han preferido el anonimato han provisto esta información).

En mi grupete de amigas (gente, me incluyo, que supo convivir quince días bajo el mismo techo leyendo en una especie de “book club” pasado de rosca fragmentos de “Outlander” previamente marcados en una suerte de “misa negra”) decidimos aceptar lo que venga en pos de una amistad que ya lleva años y porque cada una tiene clarísimo que Jamie es de cada quien lo haya leído con las características propias que el cerebro (y las hormonas) haya sabido crear.  Obviamente comprendemos que el Jamie de Outlander debe ser encarnado por un borrego lampiño con más cara de bebé que de hombretón guerrero y salvaje.  Y también tenemos clarísimo que la miniserie será consumida por millones de mujeres pero no va a llegar ni a los talones de la película mental que Diana y su pluma suprema han sabido crear sin necesidad de una cámara, un megapíxel o un castillo fastuoso generado por computadora.  Como todos los libros que se llevan a la pantalla, es raro que el producto final conforme, justamente por eso, porque leer ejercita la imaginación y a esa no hay con qué darle.

¿Qué opinan de Sam Heughan?




18 comentarios:

Athena dijo...

Creo que Sam lo hará bien, pero yo me imagino a Jamie como Derek Theler...

Ari Signes dijo...

Twin...no sabes cuánto he echado de menos tus blogs.Mientras te leía sentía que te habías metido en mi cabeza y estabas poniéndole nombre a cada uno de mis pensamientos!! Hubo un antes y un después de Jamie ...nada volvió a ser lo mismo ..y en mi cabeza Jamie is Gerard Butler.Entiendo que ni con un milagro se conseguiría que el bebe aparentase 20 años pero llegado a los 40 de Jamie,no hay nadie como Gerard Butler para convertirse en mi Jamie personal e intransferible .No hay nadie en el mercado cinematográfico (mejor dicho en mi lista de posibles ) con la presencia y gesto en el rostro,con ojos que hablen y hagan lucecitas y con gruñidos que me levanten tres metros sobre el suelo como lo hace Mr Butler...Lo siento ,nunca superé la mirada de mi Atila/Dageus diciendo "I thought I was the one in a hurry " .Sencillamente pienso que lo tiene todo para ser el Jamie que tengo en mi cabeza .Imaginarme a un Jamie con cara de nena y ojos de gato ,me cuesta un poco más

Twin gracias por este blog y traer de vuelta tantos recuerdos !!Eres una genia !

Paula Victoria Garibotti dijo...

Hola Athena, tuve que googlear a Derek. Es impresionante!!!!!!!!!!. Es el más Jamie (versión jóven) que he visto hasta ahora. ¿Dónde trabajó? ¿Dónde se compra? ¿Aceptan Amex o Visa? jajajaja. Gracias por leer!!!!! Besos

Gracias Ari por tu comentario. Mirá al Derek de Athena. Obvio que a nosotras nos gusta un hombre más maduro y Gerard fué quien nos convocó a leer la saga Outlander pero, como diría Maite, sobre gustos los colores. En mi cabeza a veces es Eric Dane también. Y el cuerpo de Josh Holloway jajajaja. Besos

Ari Signes dijo...

Concuerdo contigo es el mejor Jamie joven ,no recordaba a Derek Theler.Y con respecto a Eric Dane y Josh Holloway..ponle la expresión facial pertinente a este " seeee" .Creo que incluso podría engañar a mi cerebro durante un espacio prudente de tiempo :P

Cele dijo...

Ah caramba!! Entre Brad Pitt, George Clooney (es que lo imagino caminando con la Nespresso bajo el brazo por la Highlands y me parto!) y Jamie Foxx (largue la carcajada ahi nomas!) tengo que reconocer que me rei a carcajadas!
Amen a todo lo que dijiste, porque es asi tal cual lo pintas.
Igual, el tema espinoso en lo que a nosotras concierne, no es tanto quien es Jamie... sino quien es Claire...

Paula Victoria Garibotti dijo...

Ari jajajajajaja, engañar a tu cerebro??? Sos más fácil que la tabla del 1 en lo que a Jamie se refiere. Para vos nunca dejará de ser Attila, no creo que puedas soportar ni medio segundo.
Cele, el tema es espinoso, pero también es gracioso. Estamos en debate por un tipo que va a hacer una miniserie que nos va a romper la cabeza mientras el resto del mundo se cae a pedazos jajajaja. Mejor ser felices diría mi Psicólogo (que no ha conseguido arreglarme) jajajaja. Besos

Unknown dijo...

Sos grosa. Sabelo. Te agarró la inspiración de nuevo, veo... Coincido plenamente. Yo estoy en un 50/50. Mitad emocionada por ver 1 vez por semana mis personajes y citas preferidas en pantalla y otra mitad segura que no va a ser tan bueno como me lo imaginé.

Agos dijo...

Sos grosa. Sabelo. Veo que te volvió la inspiración...
Coincido en todo. yo estoy un 50/50. Mitad: emocionada x ver 1 vez x semanas mis amados personajes y frases y la otra mitad: con miedo porque no va a ser tan bueno como me lo imaginé.

maite dijo...

No sé quién es Athena, pero Derek Theler también era mi favorito para Jamie!!!!! (y tengo pruebas jajajaja)
Para mí Gerry nunca fue Jamie (sorry) pero eso ya lo sabéis hace mil años. Mi Jamie tenía la cara de mi sr esposo (porque sí, porque quiero, porque es lo que me pone, ¿qué pasa?) y el cuerpo de Liam Neeson en Rob Roy. Es un mix perfecto y, en mi cabeza, funciona.
El niño este que han elegido es mono, pelín flacucho para mi gusto. Ya veremos.
De todas formas no es que esté emocionada con la perspectiva de la serie, cuando algo es perfecto en tu cabeza es mejor dejarlo ahí, pero la veré e intentaré disfrutarla.
Lo que me he reído recordando las "misas negras" alrededor de la mesa de la Casa del Placer jajajajaja. Ojalá pudiéramos retrasar las agujas del reloj y volver a esos días...
Por cierto, Paula Victoria, que me costó una enormidad, pero me terminé el último Jamie!!!! Te estoy ganando ;-) Me aburrió sobremanera lo de las batallitas y todos los rollos de la guerra de Secesión que, francamente, me importa un webo. Pero al final mejora y el final ahhhhhhhhhhhhh!!!!!!! Ahora necesito el siguiente libro ASAP!!!!!
Que largo esto, no? Corto y fuera.

maite dijo...

¿Se ha comido todo el rollo que he escrito????????? Muero

Paula Victoria Garibotti dijo...

Gracias Agos! Uds. me devolvieron las ganas de escribir con sus locuras (y las mías) jajaja. Qué buenos recuerdos!
Maite, no se comió tus comentarios, tiene moderación por si alguien se desubica linkeando algún sitio porno o algo por el estilo. Me ganaste, yo no puedo pasar de las dos hojas y me duermo como Blancanieves pero sin los enanitos. La casa del placer fué lo más, habría que reeditar esos momentos. Prometo ponerme al día con el librito!!! Besos

Guadalupe Perez dijo...

Yo, al igual que tu, prefiero a Gerald Butler y Eric Dane que tambien esta de muerte.A mi Sam no me gusta nada,parece Frodo Bolsón,no le identifico con el Jamie que describe Gabaldón y debe de ser porque me parece un poco... mariposón.Para gustos se hicieron los colores ¡¡¡¡Muy interesante tu blog.

Paula Victoria Garibotti dijo...

Gracias Guadalupe por leer! Si, Gerard y Eric eran un mix de mis fantasías cuando no existía Sam; y francamente me resistí como loca a este chico. Episodio por episodio me fuí entregando a creer y ahora veo al Jamie jóven del primer libro. Espero que le encuentres la vuelta para poder disfrutar de la serie. Por otro lado, los seis meses de espera, si la misma no te ha convencido demasiado no van a ser tan dolorosos jajajajaja. Te mando un saludo grande!

linamorales dijo...

yo fui al revés, primero conocí a Sam ( ya caracterizando a Jaime ) a mi me presento una mala-amiga a ese Jaime que has colgado de imagen y entonces por curiosidad empece a leer Forastera y todo me fue mas fácil. Respecto a la serie , la encuentro muy bien hecha, ademas yo que he VISIONADO, loa capitulo rebuscando las escenas de los libros puedo asegurar que he visto en Sam mil gestos de Jamie, y luego en el Facebook también he tenido el gusto de compartir tales vivencias y NO, NO ESTABA LOCA ... lo imita tan bien que he caído rendida a sus pies y no puedo estar leer y releer los libros y encontrar su cara en cada pagina, De nuevo , me he reído un monto y varias veces me has descrito a la perfección .. no tendrás algo de Bruja ???

mary44 dijo...

Pues para mi después de haber visto los 8 primeros capítulos Sam Heughan es el Jamie que siempre me imagine...dulce, valiente,con sentido del humor que tanto nos describen en los libros y esa fuerza en su mirada. Sin duda alguna es perfecto nuestro Jamie-Sam... y la quimica con Caitriona Balfe es brutal...

Paula Victoria Garibotti dijo...

Gracias por sus comentarios Lina y Mary. La verdad es que la serie es excelente. Me alegra saber que hay gente que conoce a Jamie haciendo el camino inverso, entrando a su vida por la serie. Les mando un abrazo gigante y gracias por leer!

Anna Magdalena P. Trebijano dijo...

Ahora que he visto los primeros capítulos de Outlander, me parece que Sam/Jamie está como un tren (híbrido entre mercancías y alta velocidad). Que lo clonen, please!

Paula Victoria Garibotti dijo...

Hola Anna! Gracias por leer y por comentar. Si encontrás la impresora 3 D para clonar a Jamie, por favor avisame así me hago un par de clones jajajajaja Besos desde Argentina!