martes, 11 de octubre de 2011

LOS CAMINOS DE LA VIDA

No son lo que yo esperaba

Como la letra de la canción de Vicentico, estos caminos no fueron lo que yo había planeado.  Para nada.  Si se hubiera cumplido el sueño profético de mis quince años, lo más probable es que ahora estuviera viviendo en Hollywood, con una estantería repleta de Oscars o Grammys (nunca me decidí por la actriz o la cantante de rock).  Si se hubiera cumplido el de los veinte, estaría salvando vidas en Africa, en una misión humanitaria con los médicos sin fronteras (si, lo mío era la medicina hasta que me bocharon miserablemente en química).  Si se hubiera cumplido el de los veinticinco, estaría disuadiendo suicidas en las cornisas de los rascacielos (si, lo mío era la Psicología hasta que me enamoré y dejé a Freud plantado).  Y si se hubiera cumplido el de los treinta, lo mío sería “María Von Trapp meets Marley and him”.  Ocho hijos, un marido como el Capitán de la peli "The sound of music", tres o cuatro perros labradores, una casa acogedora con un jardín inglés, un matrimonio con la pasión intacta como la virtud de María y un trabajito de cuatro horitas para solventar aquellos gastos superfluos como el shimmering gloss labial para tener una boquita de sirenita de cuento de hadas.

Lamento informarles que nada de eso se dio.  Tengo la casa, el jardín más que inglés parece la selva formoseña.  El perro labrador fue deportado por mi ex a una campiña remota (porque molestaba).  Los ocho retoños se convirtieron en uno solo (que vale por ocho, eso sí), me dio más trabajo que haber contratado al Arcángel Gabriel por sus servicios de embarazo instantáneo a domicilio. Para concebir tuve que pasar por una odisea médico-fertilizante que llevó años.  Cuando quise adoptar un hermano me pidieron desde dinero hasta cinco años de paciencia que no tuve.  Volví a los médicos y coleccioné fotos de mis blastocitos germinados in vitro.  Me puse grande,  comencé a detestar cualquier cosa que emitiera sonidos agudos y se cagara encima.  No canto bien, quise tocar la guitarra pero no pude sacarle un puto acorde agradable a esa caja de madera.  Tomé clases de actuación, abandoné como abandoné compulsivamente las dietas, los gimnasios, las clases de piano, los cursos de dibujo y la Universidad.  El Capitán resultó ser un náufrago y María bien gracias, sigue escapando de los nazis en las laderas de los Alpes suizos.  Entonces me quedé en casa y me inventé una vida divertida.  Una vida de espacios vacíos que llenaba con música y recuerdos de viajes pasados.  Si escuchaba a Toquinho, tomaba sol en Brasil (caipiriña en  mano, obviamente).  Mi humor se alimentaba de aquello que mi cabeza generaba a pedido.  Entonces salí a buscar y encontré mujeres con historias alucinantes.  Mujeres forjadas de hierro y con el temple del acero.  Mujeres divertidas, extravagantes, inteligentes y compasivas.  Me llené de amigas.  Algunas para toda la vida, otras para un capítulo o dos.  Fui rubia, fui castaña, fui rojo borgoña.  Con bucles o lacia.  Fui gorda y fui flaca. Fui angloparlante.  Fui vaga dos años y archideportista dos meses.  Aprendí repostería y a postear en internet.  Dí clases de inglés, tuve una huerta y coseché tomates todo un verano.  Hice trámites, trabajé en una Farmacia y en un depósito.  Fui empleada de mi madre y de un par de hijos de puta.  Dibujé para escapar.  Caminé para llegar.  Crié hijos propios y ajenos.  Me disfracé, me reí a carcajadas.  Me emborraché dos veces en mi vida.  Y probé la marihuana en una rueda de cuatro que incluía a mi vieja, mi ex, mi hermana y mi cuñado.  Fui cornuda.  Consciente e inconsciente.  Miré sin ver.  Y justo cuando aprendí a mirar empecé a perder la vista.  Me dejaron, pero conseguí la libertad, que no es poco.  Me hice los anteojos de leer pero me compré los de sol berretas para caretear.  Trabajé y progresé.  Me compré las alas (léase un auto).  Probé el sushi después de los cuarenta.  Me tatué después de los cuarenta.  Aprendí de mujeres de veinticinco cosas que yo a los cuarenta y pico no sabía.  Pude separar la paja del trigo.  Me quedé con los mejores y en el camino me saqué de encima a los peores.  No importó la distancia, gracias a la pc pude ver crecer a los hijos de mis amigas que viven lejos y chatear hasta que cantaban los pájaros en la ventana.  Me compré la cámara de fotos y también las vacaciones soñadas.  Le saqué seiscientas fotos a mi hijo.  Volví a tener perro. Tuve y tengo algunos felinos que mantienen a raya a las ratas que alguna vez se presentaron a desayunar en la cocina.   Jugué al futbol con mis sobrinos y amasé ñoquis con ellos.  Mi salsa bolognesa no tuvo ni tendrá quien le haga sombra en este planeta.  Planté sauces, tuve el hijo y escribí un blog.  

Y como si esto fuera poco, soñando con Highlanders, piratas y vampiros encontré al Capitán de la peli.  Después de los cuarenta y pico encontré a mi Florentino Ariza, a mi Jamie Fraser.  Juntos desmalezamos la selva formoseña y de a poco la transformamos en un jardín respetable.  Se me fue el miedo.  Prescindí del clonazepam, lo cambié por una copa de Malbec  y una charla interminable.  Dormí cucharita las tardes de lluvia y paseé de la mano como soñaba a los quince.  Me fui y me siguió.  Me celó.  No tuve que pedir.  Me abrió la puerta del auto y adivinó mis antojos.  Me sacó a pasear.  Me paró en un acantilado para que pudiera sacar fotos del atardecer en el mar.  Me olvidé de lo feo.  Me arregló la canilla y la estantería.  Acarició a mi perro y le dio de comer a mis gatos.  Se hizo amigo de mi hijo, de mis sobrinos y de los amigos de mi hijo.  Me hizo un asado, le colgó el farolito de la puerta a mi vieja y le arregló la tele a mi abuela.  Puso rosales con espinas en las butacas de cuero de su auto.  Escuchó reggae todo un verano porque a mi hijo y a mí nos gustaba.  Conocí a su familia y él a la mía. Volví a querer.

Ayer volvíamos de Starbucks, lugar que detesta pero al que va voluntariamente porque sabe que me encanta, silbando canciones en el auto…a veces tarareando alguna melodía conocida.  Entonces mi cabeza comenzó a reproducir la canción de Vicentico sistemáticamente, sin parar. Desde ayer a la tarde que no para de sonar… “los caminos de la vidaaaaa, no son lo que yo esperabaaaaaa”.  No, evidentemente no son lo que yo esperaba, son mucho mejores!.


20 comentarios:

Cristina Urcullu dijo...

Y yo, aquí, más que felicísima, agradeciendo poder leer este blog, porque sé que fuiste y sos una luchadora, porque siempre supiste darte toda como amiga y hacer morirse de risa a los que te rodeaban, aunque tu vida no te sonriera. Sé que estás bien cuidada y eso me alegra. Te mereces TODO, Paula Ga!!!!!!!!!!! Cris Urcullu

Ari Signes dijo...

Cariño,no he podido evitar terminar de leer el blog con los ojos llenos de lágrimas.Sabes ?...alguien que conozco y quiero siempre dice ,"Si puedes soñarlo ,puedes hacerlo ".Sencillamente sólo tenemos que mirar con detenimiento nuestros sueños porque la mayor parte de las veces ,nos mandan señales equivocadas .Detrás de todo el envoltorío de ,grammy's ,Oscar's,perros labaradores y jardínes ingleses ....detrás de todo eso ,sólo había algo que encerraba la verdadera esencia de tus sueños.La libertad de vivir la vida y disfrutarla sin complejos y el privilegio de no hacerlo sola .Afortunadamente encontraste a alguien que no se conformó con acompañarte y compartir tu aventura ,sinó que te compró alas de repuesto para asegurarse de que nunca dejes de volar .Como dice Juan Salvador Gaviota "No creas lo que tus ojos te dicen. Sólo muestran limitaciones. Mira con tu entendimiento, descubre lo que ya sabes, y hallarás la manera de volar"

Te quiero twin !

Paula Ga dijo...

Gracias Ari!
El verdadero privilegio es haber encontrado a esas mujeres, que como vos, son un ejemplo en mi vida. Contar con tu amistad es uno de los tesoros más grandes que me llevaré de esta vida.
Te quierooooo!

Paula Ga dijo...

Gracias Cris!

Tus palabras me matan, te debo un café y una charla para ponernos al día. Vos también te merecés todo,lo que vos viste en mí yo también lo ví en vos. Sos parte de mi adolescencia y una amiga perdida y recuperada.
Me alegra tenerte, te quiero!

Cele dijo...

Me alegro muchisimo por vos, Pau! La vida diaria es mucho mejor que la que uno espera porque es real y esta en uno valorar lo que se tiene... asi como mejorarlo de alguna manera. No se si con un jardin ingles, el labrador y la familia Von Trapp a pleno serias mas feliz que ahora... dejame que lo dude!
Si para estar donde estas, pasaste lo que pasate... y bueno! Bien pasado esta! :D
Besotes tia!

Anónimo dijo...

SuperExcelente !!!
PEro............. QUe Viajeeeee!!!! y ... VIVa LA Fucking Vida!!!!

Paula Ga dijo...

Gracias Cele!
Es verdad lo que decís, está en uno valorar lo que se tiene. Y agradecer siempre.
Besosssssssssss!

Ana dijo...

Qué lindo estar llegando a los 50 y tener en el haber tres o cuatro vidas (algunos dirían tres o cuatro capítulos)! Los caminos de la vida no son lo que yo esperaba... son mucho más.
Me encantó tu relato; me sentí identificada y conmovida!!

Paula Ga dijo...

Gracias Ana!
Me alegro de que te haya gustado, viniendo de vos es un halago.
Te mando un abrazote gigantesco!

Chechu dijo...

Paula: Una vida bien vivida, como debe ser, con claros y oscuros; acordes melodiosos y disonantes para llegar a una merecida recompensa.
Hermoso post.
Cariños

Paula Ga dijo...

Gracias por tu comentario Chechu!
Te mando un abrazo gigante!!!

Común dijo...

Hola!!!

¿Cómo estás??, espero que bien, es que llevas mucho tiempo sin actualizar......... que el 2012 te encuentre lleno de proyectos en tu vida y en el blog, seguro que será unos de tus mejores años.
Feliz 2012 y un abrazo de oso.
PD: estas este año en el concurso de 20minutos, estamos en Viajes....

Común dijo...

Hola!!!

Si uno dejara fluir y que los caminos de la vida te lleve, todo sería más fácil…..que buena canción, la estoy escuchando en este momento.
FELIZ 2012 Y UN ABRAZO DE OSO.

Chechu dijo...

Pau:
Que tengas un hermoso año 2012!!!

David C. dijo...

Que buena canción. Idem yo, mis sueños no son lo que yo esperaba, así que he fabricado nuevos sueños. Feliz 2012 y Éxitos en el concurso 20blogs.

Te invito a que conozcas mi blog en la sección de cine, se llama "Cine para usar el Cerebro"
http://cineparausarelcerebro.blogspot.com/

Paula Ga dijo...

Gracias David!

Ahora mismo paso a ver tu blog.

Un abrazo
Paula Ga

Anónimo dijo...

Simplemente me Emosione!!! como siempre te deseo lo Mejor!!!
Besos Hernan Rohr.

Paula Ga dijo...

Gracias Hernán! Lo mismo para vos. Besos!!!!!!!!!!

Cris Carwan =) dijo...

Hola Pau!! Que lindo lo que escribiste. Sos tan autentica, tan real, tan sincera y te quiero tanto. Te mereces esto y mucho mas. Gracias por ser esa mamá que no tuve y siempre quise tener y por estar siempre que te necesito. Te quiero muchoooo!! Cris.

Paula Ga dijo...

Gracias Cris!

Vos sabés que yo también te adoro. Sos una persona muy especial en mi vida. No me agradezcas nada, no hago más que devolver un poco de lo mucho que me das todos los días. Contá conmigo siempre, no lo dudes!

Un abrazo de oso (que mañana te voy a dar en vivo y en directo!!!)